miércoles, 30 de noviembre de 2011

CRONICA DE UN MARATON

            Otro objetivo cumplido, pensé a los pocos minutos de finalizar el maratón de Valencia, algo insatisfecho al principio, pero poco a poco me fui convenciendo de lo difícil que es bajar de las 3 horas en un maratón, y ya es el cuarto por debajo de los 180 minutos, Sevilla, Ciudad Real, Madrid y Valencia, cosa que no esta mal pues hace tres años cuando no practicaba este maravilloso deporte y fumaba mas de una veintena de cigarrillos diarios, no se me podía pasar por la cabeza ni tan siquiera finalizar uno de ellos.
            La preparación fue algo más llevadera que en otras ocasiones, no sé si por no hacer tantas series y cuestas o por el tiempo que llevo ya corriendo que el cuerpo, al fin y al cabo, se acostumbra a estos kilometrajes.
            El plan de entrenamiento fue diseñado por mí, aunque con alguna ayuda de personas mas experimentadas, pero que fui adaptando a mis compromisos laborales, familiares y otros momentos de ocio.

            El día D y la hora H se presentaba con unas condiciones perfectas, en un marco incomparable y un circuito que los organizadores prometían rápido, al poco del pistoletazo de salida, las sensaciones eran buenas, a pesar de las dudas y nervios de última hora, saliendo en buena posición y cogiendo un ritmo acorde a mis pretensiones los kilómetros fueron pasando como si nada, pues fui acompañado los primeros 20 kilómetros por dos manchegos, que casualmente encontré en carrera, también los ánimos de Alfonso, Alfonsi, Pepa, Felipe, Angelita, mi hermana Angelines y Ángela hacia que todo fuera más fácil, discurriendo la carrera por las calles céntricas de Valencia y disfrutando en todo momento de los monumentos y calles de la capital levantina al igual que de su gente animando. Hasta prácticamente el kilómetro 38 fui en perfectas condiciones siempre a ritmo, lo que me hacia presagiar una marca de escándalo, pero el hombre del mazo apareció, y empecé a tener problemas musculares, en el cuadrices, y psoas, lo que me impedía continuar con el ritmo que hasta ese momento llevaba, pues notaba pequeños tirones y calambres al aumentar el ritmo, así pues aguanté los 4 kilómetros restantes corriendo 20 segundos mas lento del que hasta ese momento llevaba, lo que me hizo perder un minuto y medio. No obstante la primera media maratón la pasé con un tiempo de 1 hora 27 minutos y 38 segundos, la segunda en 1 hora 29 minutos 5 segundos, lo que si no llega a ser por los dichosos dolores, prácticamente hubiese clavado los tiempos.
video

            Un maratón es siempre especial, pero este fue si cabe algo más, pues se lo dedique a alguien que hace algunos años que  no esta con nosotros, lo que me hizo llegar muy emocionado a meta recordándolo y dándome fuerzas en los últimos kilómetros.

            Ahora toca descansar una temporadita y recuperarme, para próximamente prepararme para el siguiente, pues este deporte es como una droga que engancha.

           

1 comentario:

  1. ENHORABUENA CAMPEON POR CONSEGUIR CUATRO MARATONES CONSECUTIVOS BAJANDO DE LA MITICA BARRERA DE LAS 3 HORAS

    ResponderEliminar