viernes, 11 de noviembre de 2011

MARATON


PREPARACION Y ENTRENAMIENTO PARA UN CORREDOR POPULAR

            Maratón, una palabra que significa muchas cosas, o en su caso, tiene muchas acepciones, pues Maratón es una ciudad Griega en la que según cuenta la historia un soldado llamado Filípides llegó corriendo desde Atenas para anunciar la victoria de una batalla sobre los persas y así poder salvar a las mujeres y niños atenienses, pues los griegos decidieron que si las mujeres de Atenas no recibían noticia de la victoria antes de 24 horas matarían a sus hijos y después se suicidarían ellas antes de que los persas cumplieran la amenaza de saquear la ciudad, violar a las mujeres y matar a sus hijos.
            El general Milcíades decidió enviar a un soldado llamado Filípedes para anunciar la victoria después de haber estado este luchando todo el día, tuvo que recorrer una distancia entre 30 y 35 km para dar la noticia con la mayor brevedad posible, cuando llegó, cayó agotado y antes de morir sólo pudo decir la palabra “VICTORIA”, hay otras versiones pero yo me quedo con esta.
            Bien, aparte de todas la acepciones que se le puedan dar a dicha palabra, (maratón de fútbol-sala, maratón televisivo, un día maratoniano, etc.) y su historia, una maratón es una prueba atlética de resistencia, olímpica desde los juegos de 1896, que consiste en correr 42195 metros.
            Cada vez somos más los que intentamos cubrir la distancia y por ello se ha convertido también en una prueba popular, y he de aquí, el entrenamiento y dificultad que conlleva preparar dicha prueba.

            Aproximadamente con unas 14 ó 16 semanas se empieza a preparar, normalmente, con un plan de entrenamiento adaptado a la capacidad del que lo va a correr, pero que ronda entre los 70 y 100 kilómetros semanales, es la prueba reina del popular, por lo que, el que decide preparárselo a pesar de la dureza no le supone tanto esfuerzo, pues como bien dice el refrán “palos a gusto no duelen”, pero a la vez que se va acercando el día D, se hace más duro, pues llevas muchos kilómetros en las piernas, muchas horas de sacrificio, pues necesitas mucho tiempo y se lo tienes que robar a otros quehaceres o placeres, como el tiempo de estar con los hijos y la familia, a parte, de tener a esta muchas veces a tu merced.
            También reseñar que lo mas duro del maratón, en mi opinión, son esos días de preparación y entrenamiento a veces duro, con lluvia, frió o sol, aire, cansancio del trabajo, dolores musculares, soledad, etc., y dándole vueltas a la cabeza que todo ese entrenamiento lo hipotecas a un día, el día D, el cual puedes estar enfermo o  lesionado, puede haber unas inclemencias del tiempo adversas, puede que el viaje te halla sentado mal, o alguna comida, en fin, ya digo, todo ese entrenamiento y preparación esta hipotecado a un solo día.

            Pero vamos, para mí, será el cuarto maratón, y prácticamente los tres anteriores han sido con condiciones climáticas totalmente diferentes, frío en el primero, lluvia y aire en el segundo, calor en el tercero, en el maratón de Valencia, que esta vez ha sido el elegido, iré acompañado de Alfonso y la debutante Rosalía, aparte de los ánimos de mi mujer y mi hermana que estarán ahí como siempre. La dureza del plan no ha sido excesiva pues lo he ido adaptando al trabajo y a mis quehaceres diarios, siempre con la base de el que me preparó Juan Cano y el objetivo no es otro que conseguir de nuevo bajar de las 3 horas como en los 3 anteriores y poder disfrutar del momento de cruzar la línea que es una sensación que solo sabe el que la traspasa después de todo el esfuerzo de la carrera y la preparación, es una sensación que no se puede explicar con palabras.

            El 27 de noviembre, espero de nuevo, sentir la maravillosa sensación de cruzar la línea de meta en un maratón y que al igual que yo mis acompañantes también se vean recompensados con este premio.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario