jueves, 17 de agosto de 2017

CARRERA DE FUENTE EL FRESNO; SIGUE EL CALOR Y LA DUREZA DE LAS CUESTAS.

17 días después de los 10k de Corral de Calatrava se disputaba en la localidad de Fuente El Fresno, la que para mí, es más dura carrera del circuito sobre la distancia de los 10 kilómetros, una carrera a la cual llevaba 2 años sin asistir por distintas circunstancias y la cual han cambiado algo el circuito al que hay que dar dos vueltas, sin duda, y siempre desde  mi punto de vista, ha quedado un recorrido con algo más de dureza, pero que sin embargo me sigue gustando esta bonita carrera, en la cual siempre somos bienvenidos y donde la organización roza la excelencia.
A las 10 de la mañana de este día festivo que media el mes de agosto, y con cerca de 700 participantes se dio la salida a una carrera a la cual me presentaba tras las malas sensaciones de Corral y con pocos días de entrenamientos tras unas vacaciones esta vez diferentes, pero con algo que cada vez valoro más, y es que la ausencia de dolores o molestias brillaban por su ausencia, y esa buena noticia fue determinante a la hora de afrontar la prueba.
Un breve calentamiento con Manuel y Sebas, reconociendo los cambios del circuito y recordando las subidas y bajadas que se mantenían, me ponían en situación, además de dicha dureza, la temperatura también iría “in crescendo”, por lo que unido a los pocos entrenos el ritmo sería moderado, por sensaciones a pesar de que el primer kilómetro era picando para abajo.
Con el paso de los kilómetros iba siendo consciente de que estos ritmos, anteriormente sobre llevables para mí, ahora me costaban mucho, en torno a 4’ el kilómetro y por ello dejé de ser tan ambicioso a pesar de que los dos parciales de 5kms de cada vuelta fueron muy similares.
Al final un tiempo de 40’24”, lejos de mis mejores marcas, pero satisfecho del resultado, que no de las sensaciones, pues sufrí más de lo debido y no era una carrera para ello, aunque como dije al principio la ausencia de dolores fue lo más positivo de esta bonita y dura carrera, que sin duda será el inicio de los entrenamientos algo más duros en preparación al objetivo marcado, si las lesiones me respetan.
Por lo que respecta a mis compañeros de club, una vez más he de decir que llevaron el nombre de nuestro club haciéndose notar, sobretodo parte de nuestras féminas con tres podios, pero con también grandes actuaciones de nuestros chicos, y es que a la chita callando este sector popular no para ni en verano y mantiene la actividad del C.A. Membrilla en estos meses estivales.

domingo, 30 de julio de 2017

CORRAL DE CALATRAVA, VUELVE EL CIRCUITO CON MUCHA CALOR.

A pesar de la calor reinante y proximidad de vacaciones, una vez más, este sábado pasado a las 20:30 horas, se celebraba una edición más de la carrera de Corral de Calatrava, sobre un trazado de 10 kilómetros en un circuito al que había que darle dos vueltas y media, y a pesar de ello, acudimos a intentar disfrutar de lo que nos gusta, correr y juntarnos con nuestros compañeros corredores, sin duda razón justificada que minimiza lo demás. 

Me presentaba en la salida con pocos entrenamientos, solamente rodajes en estos días veraniegos, que por otro lado es lo que normalmente realizo en estas fechas, también con algunas molestias de espalda, aunque no me impiden correr, con algún dolor de última hora en mi isquio y con ganas de disfrutar de esta carrera, ya que en las dos últimas ediciones no he podido venir por unos motivos u otros, y sin duda es otra carrera más, como casi todas las del circuito, que me gusta correrla. 

Con un ritmo adaptado a las circunstancias comenzamos los primeros kilómetros, si bien, como últimamente me pasa, las primeras sensaciones no eran las mejores, pues el calor no es mi mejor aliado, además tras estar de comida con mis compañeros de trabajo, la circunstancias competitivas no eran las mejores, así pues tras ese primer kilómetro a ritmo de  3’50” km, decidí que hoy no era día para ir tan deprisa por lo que baje el ritmo hasta encontrarme con María José, compañera de club y a la cual decidí acompañar en esta carrera, haciendo de liebre y disfrutando de la carrera, pues los cerca de 38 ºC no aconsejaban esta vez otra cosa.

Así pues y con las mismas fueron pasando los kilómetros y a pesar de ser un ritmo muy exigente para mí, confirmé una vez más que la calor no es mi mejor aliada, pero con los continuos avituallamientos líquidos se sobré llevó mejor, también con la animación de un pequeño pueblo en fiestas que se vuelca con su carrera y sobre todo con la buena compañía durante la carrera.
Al final 42’19” a 4’13”, logrando María José clasificarse 4ª de la general y 1ª de su categoría de veterana A, así pues, doble alegría, aunque por mi parte no encontrara sensaciones en ningún momentos y las molestias de nuevo en el isquio, un día después sean algo mayores.

Ahora toca un pequeño respiro, descansar unos días e intentar recuperarse de todas las molestias, a ver si es posible comenzar con buen pie la preparación al maratón, aunque la verdad ya debería haber comenzado, pero las prioridades ahora es el descanso y la familia, pues hay tiempo para todo, y a buen seguro que si no hay problemas de lesiones, hay tiempo para preparar la  maratón y disfrutar de dicha preparación.


Por lo que respecta a los compañeros de club, decir que de nuevo rallaron a gran altura, con actuaciones destacadas una vez más de nuestras chicas, sin desmerecer en nada a los jóvenes veteranos de nuestro club, que carrera tras carrera llevan orgullosos el nombre del C.A. Membrilla.

martes, 11 de julio de 2017

QUIXOTE MARATÓN (OBJETIVO LOCALIZADO)

Los segundos, los minutos, las horas, los días, las semanas, los meses…, el tiempo va pasando y nosotros con él, todo llega y todo se pasa, pues bien, tras haber conseguido los objetivos en la primera parte del año, toca decidirse y preparar la segunda parte del año, siempre esperanzado en que las lesiones u otros problemas no nos obliguen a modificarla.
LLEGADA AÑO 2010
Esta vez la decisión ha sido más difícil, pues tenía hasta tres objetivos en mente y no lo tenía nada claro por cuál de ellos decidirme, pero al final ha tirado más la tierra, lo nuestro, pues creo que a pesar de ser quizás el menos atractivo, el QUIXOTE MARATÓN, tiene algo que otros no tienen, y es que para mí es como si fuera nuestro maratón, y hay que apoyarlo, a pesar de sus contras, es un lujo poder disputar un maratón a poco más de 50 kms de tu casa.
LLEGADA AÑO 2012
Sí, al final ha sido el QUIXOTE MARATÓN el que se ha llevado el gato al agua, descartando así el multitudinario y rápido maratón de Valencia, a pesar de que además incluso el club ha organizado, una vez más, el viaje a este maratón. También el Maratón de Málaga estaba en la lista, incluso con más papeletas que Valencia, pues se desplazarán allí también algunos compañeros del club, aunque quizás esta opción no esté descartada totalmente, pues con 7 semanas de diferencia entre el maratón de Ciudad Real y el maratón de Málaga no descarto ni mucho menos disfrutar del maratón malacitano en compañía de mis compañeros y así sumo una ciudad más a la lista de maratones.
LLEGADA AÑO 2015
Ahora toca la preparación, una preparación que ya he hecho en tres ocasiones y la cual hay que hacer algunos sacrificios para evitar el calor, sortear fiestas, esquivar vacaciones, saltar fines de semana de largas salidas…., en fin todo lo que se supone que en estas fechas estivales hay que compaginar con la preparación, pero forma parte de nuestra afición y la recompensa es agradecida si el final es el deseado.
Esperemos que no solamente se queden en 4 las participaciones en el Maratón de Castilla-La Mancha, y siga teniendo muchas ediciones más pues han llegado a mis oídos que cada vez está la cosa más complicada y se teme por la desaparición de este único maratón oficial que se celebra en tierras manchegas.
También esperamos y deseamos que la preparación sea lo menos dura posible, pero sobretodo esquiva con las lesiones y vuelva a disfrutar una vez más del objetivo elegido.
A POR EL QUIXOTE MARATON!!

lunes, 3 de julio de 2017

EVA ESNAOLA CAMPEONA DEL MUNDO VETERANA DE LAS 24 HORAS

Este fin de semana pasado se celebró en Belfast (Irlanda del Norte) el campeonato  de las 24 horas, donde la atleta veterana Eva Esnaola participaba con la selección española y donde conquisto el campeonato del mundo, en un circuito de 1,6 kilómetros con condiciones climáticas adversas.
Eva es conocida en Membrilla, pues junto con su hermana Idoia, ha sido protagonista de las dos ediciones de la maratón solidaria en pista que se han celebrado en Membrilla, lo que sin duda, da más “glamour”, a esta prueba organizada en nuestra localidad con fines benéficos, aprovechando esta última edición como preparación a dicho reto.
Eva Esnaola completó las 24 horas con una marca de 199,360 km, proclamándose campeona del mundo de la categoría W55, superando en algo más de tres kilómetros a la francesa Sylvie Peuch ( 196,484km) y a la también española María José Tomaz de Aquino con 171,272 km.
La ultra fondista vasca, recordwoman mundial W55 de la prueba con 217,811 km, se clasificó en el puesto 47 de la general absoluta femenina entre 131 participantes siendo la mejor representante femenina del equipo español.

Eva suma este titulo mundial veterano W55 al subcampeonato logrado el pasado año en la prueba de 100km. Además del récord mundial veterano de las 24 horas posee asimismo los de las 12 horas y las 6 horas, con 126,309 km y 71,371 km respectivamente.

martes, 27 de junio de 2017

CELEBRANDO EL ANIVERSARIO EN PIEDRABUENA…, CORRIENDO, COMO NO!!.

Seguro que 17 años atrás en esta misma fecha no imaginé que estaría corriendo una carrera de 10k, dura, con continuadas subidas y bajadas, con calor, a las 10 de la noche y lo mejor de todo, para disfrutar, nunca pensé que sería así pero la vida da muchas vueltas y cada uno estamos donde queremos estar, no siempre, pero casi siempre.
Hace 17 años, el día de San Juan, 24 de junio del 2.000 celebré mi enlace matrimonial y unión con la mujer de la que sigo enamorado, y aunque quizás no era la manera más romántica de celebrarlo, me inscribí en la carrera nocturna de Piedrabuena,  donde disfrutaría de dicha carrera, a pesar de las condiciones, y posteriormente lo celebraríamos a nuestra manera, eso sí juntos, y disfrutando un año más de nuestra relación, que al igual que la carrera de Piedrabuena, ha tenido y tiene subidas y bajadas, pero si se sabe sobrellevar se disfruta de ella.
Dicho todo esto, haré crónica de dicha carrera, en la que de nuevo, y a pesar de lo mencionado antes, volví a disfrutar corriendo, pues conocedor del circuito, su orografía  y de las altas temperaturas reinantes, y viniendo de las últimas carreras con el mercurio por las nubes, fui precavido, muy precavido de inicio a final, y el resultado fue el de disfrutar de nuevo corriendo, si bien no fui de paseo y hubo momentos de todos, sobre todo, en las terribles bajadas que tanto castigan a mis isquios.
Casi 700 corredores en liza, a las 22:00 horas se dio la salida con un primer kilómetro subiendo hasta llegar a la plaza de toros, una pequeña bajada y de nuevo a subir, esta vez más corta, pero de repente una bajada pronunciada que me hizo temer lo peor, pero que no salimos mal, dominando el ritmo medio algo más lento de 4’, pero siempre con buenas sensaciones y sin llegar a forzar al límite.
Los primeros 5 kilómetros fueron cubiertos en 20:18, y la segunda vuelta fue muy similar, con una pequeña brisa que junto a las mangueras de los vecinos hacían que la calor fuese menor, también esponjas y dos puntos de avituallamiento en cada vuelta hicieron que se sobrellevase mejor las altas temperaturas, sin duda estaban bien preparados, pues a pesar de ser un pueblo pequeño la gente se vuelca con esta carrera y la organización es impecable, una vez más doy un 10 a otra carrera, y es que cuando se quiere, se puede.
En conclusión, una nueva carrera más del circuito concluida, en un buen tiempo para lo que me esperaba de 40’37” y siendo 5º de mi categoría, entrando en meta y dedicándoselo a la que me aguanta y me acompaña a casi todas las carreras, por lo que además de celebrar nuestro aniversario, celebramos también el de disfrutar corriendo que ahora forma parte de nuestras vidas.
Por otro lado, y como no podía ser de otra manera, el C.A. Membrilla estuvo bien representado, aunque si bien es cierto con un número menor de atletas de lo habitual, pues 12 fueron los llegados a meta, destacando de nuevo nuestras chicas, subiendo tres de ellas al cajón.
También buenas actuaciones de los demás integrantes dejando constancia de que el C.A. Membrilla está en el circuito de carreras populares de Ciudad Real, ahora toca descanso de un mes, un parón que vendrá bien con estas temperaturas y que seguro viene bien para recuperarse mental y físicamente.



jueves, 22 de junio de 2017

RESUMEN DE LA PRIMERA PARTE DE LA TEMPORADA

Perdida la costumbre de hacer un resumen mensual de lo me había acontecido durante ese periodo de tiempo, hoy vuelvo hacer un resumen, pero esta vez no será mensual, este será un resumen de la primera parte de la temporada, o mejor dicho, del año, pues la lesión que fue la que me hizo abandonar la costumbre de resúmenes mensuales, ha estado presente hasta principios de febrero que comencé los entrenamientos con cierta asiduidad.
Aunque terminamos el año participando en la San Silvestre local, esta vez lo hacía lesionado, pero no podía dejar de participar una edición más, enero fue un mes donde iba notando mejoría y podía hace elíptica para ir cogiendo la forma, mientras también sesiones de readaptación tras la lesión era la tónica general, pero con la ilusión de que poco a poco veía el final del túnel.
Ya en febrero comencé con los entrenamientos, poco a poco, siguiendo con la readaptación, elíptica y carrera, y semana tras semana fuimos mejorando completando un mes muy positivo, e incluso a últimos tuve la oportunidad de participar en la media maratón de Valdepeñas, con algunas molestias, pero contento por poder completar más de 21 kms a buen ritmo.
Marzo sería clave, pues aunque seguíamos con sesiones de readaptación, ya hacía rodajes largos y algunas series, también participaría en la media maratón de Bolaños con ya mejores sensaciones y menos molestias, por fin tenía más confianza en poder correr el maratón que con tanta antelación me había inscrito, París me esperaba.
Abril comenzó con los 10k de Ciudad Real, solamente una semana antes del maratón y las sensaciones fueron inmejorables, aunque cierto era que las molestias no me habían abandonado totalmente, pero a solamente 7 días del maratón y en tan poco tiempo el estado de forma era bueno y las expectativas muy buenas.
Así fue, llegó la primera fecha marcada en el calendario de rojo, el 9 de abril me hallaba en la línea de salida del maratón de París, un maratón para disfrutarlo, pues tras salir de la lesión ese era el objetivo principal, y bien seguro que lo disfruté, logré finalizarlo con inmejorables sensaciones, olvidándome de la marca y corriendo como no hace tanto tiempo creía que no lo volvería hacer.
No podía tomarme mucho descanso, pues mi amigo Manuel me había preparado otro reto, ni más ni menos que 50Kms en pista, y como había finalizado el maratón bastante entero comenzamos con los entrenamientos de nuevo, series largas, largos rodajes y tiradas interminables era la tónica, y aunque a veces la rodilla se quejaba, cada vez me encontraba mejor, aunque seguíamos con la readaptación y combinaba algunas sesiones de elíptica, también participamos en carrera del barrio El Povenir, en Alcázar de San Juan, con buenas sensaciones.
Mayo fue un gran mes, donde comenzamos compitiendo ya ritmos más rápidos en la carrera de Manzanares, donde bajaría sobradamente de los 40' tras haber rodado anteriormente 10 kilómetros.
E incluso la media maratón de Almagro tan solo una semana antes del reto de los 50kms la correría a un gran ritmo consiguiendo sentirme de nuevo el corredor que antaño fui, pues no solamente la marca, sino la sensaciones fueron espectaculares, sin duda, más de un año después, volvía a disfrutar corriendo, incluso mis problemas con la alergia estacional al polen no eran tan grandes como en años anteriores.
Ya a finales de mayo, los 50kms estaban aquí, en una tarde calurosa comenzamos con este gran reto, la verdad que creo que bastante preparado, pero no siempre 2+2 son 4, y en el kilómetro 40 tuve un pequeño desfallecimiento que solamente con fuerza de voluntad y con pensamientos positivos logré superar, completando los 50kms y consiguiendo así lograr finalizar dos grandes retos en esta primera parte de la temporada, el maratón de París y los 50kms en pista, aunque el mejor objetivo conseguido fue volver a correr y disfrutar haciéndolo.
Ya en junio y tras 15 días de parón, decidí apuntarme a la retomada carrera de la independencia en Valdepeñas, donde con mucha calor y algo de sufrimiento logré subir al podio tras mucho tiempo sin hacerlo, y 5 días más tarde repetiría el segundo cajón del podio en la segunda edición de la carrera de Membrilla, ambas en la distancia de los 10K, sin duda un broche para finalizar la primera parte de la temporada, a pesar que la calor reinante a sido sin duda protagonista de estos últimos días, que tanto me afecta y me hace pasarlo regular en algunos momentos.
La conclusión es bastante positiva, pues en el mejor de los casos y siendo optimista era difícil imaginar a principios de año que lograría participar en tantas carreras y culminarlas con dos retos de envergadura, lo que me hace estar muy satisfecho de la evolución de mi lesión, que diciendo la verdad, aún “colea”.
Así pues con estos calores que nos esperan en los meses estivales, la reducción de entrenamientos y kilometrajes está asegurada, merecido descanso activo que haré durante estos meses veraniegos, aunque no pararé totalmente y seguiré intentando disfrutar corriendo, incluso en las carreras del circuito, pero seguiremos con entrenamientos cruzados de natación y bicicleta, antes de decidir definitivamente los objetivos de la segunda parte de la temporada, que sin duda ya rondan mi cabeza y que aún no son definitivos para llegar con las pilas cargadas al inicio de la preparación de estos.

lunes, 19 de junio de 2017

10K “VILLA DE MEMBRILLA”, DE NUEVO AL PODIO, DE NUEVO MUCHA CALOR

En un día tan señalado, religiosamente hablando, el día del Corpus Cristi, se celebró en Membrilla la II edición de los 10K “Villa de Membrilla”, una carrera que quiere ir a más, o al menos desde el ayuntamiento lo intentan, cosa que es de agradecer, también con la ayuda inestimable y por supuesto obligada del C.A. Membrilla, pero que deben, o mejor dicho, debemos esmerarnos más, si queremos consolidar una carrera en nuestra localidad, aunque mi opinión personal más extendida esta vez me la reservaré, pues seguro que cada uno tendrá la suya y no quiero crear suspicacias.

Y aquí va mi crónica personal, pues aunque esta carrera no me llegaba en el mejor momento, no podía dejar de participar en una carrera que demandamos muchos de los atletas locales y que sin duda llegará a ser una gran carrera.

Tras los 50kms, aún no he encontrado buenas sensaciones, pero curiosamente 15 días después de este reto, conseguí subir al podio en la carrera de Valdepeñas, y ahora 5 días después lo he vuelto hacer, aunque como corredor popular que me considero, mi objetivo principal es disfrutar corriendo, y en estas dos últimas carreras curiosamente  he echado de  menos las buenas sensaciones, quizás las altas temperaturas,  los restos de polen y sobre todo creo que no he recuperado bien de esos 50 kilómetros, que unido a que en estas fechas siempre reduzco mucho el entrenamiento se ha juntado todo.

Bueno al lío, pues la carrera estaba programada a las 10 de la mañana, y con esta ola de calor las predicciones decían que a esa hora habría 30ºC, y no se equivocó, incluso alguno más, que durante la carrera fue subiendo, por lo que esta circunstancia marcó la carrera, lo cual y tras la experiencia 5 días atrás en Valdepeñas hizo que fuese precavido en la salida, tras una salida en los paseos del Espino empezamos a correr por las calles principales del pueblo, en un circuito algo revirado, pero obligado para pasar por dichas calles, los kilómetros fueron pasando y el ritmo precavido en torno a 4’ el kilómetro era predomínate.

Con pocos corredores por delante, rebasé algunos de ellos, y mantenía la distancia con mi compañero de los 50 kms, Manuel Jiménez, y compartía zancadas con otro compañero de club, José Manuel Villahermosa, pero en ningún momento me encontré con fuerzas, aunque creo que fue tónica general, pues el calor en aumento hacía estragos.

Poco antes de llegar a meta recorté la diferencia con Manuel, mientras José Manuel quedó algo atrás, por lo que con una voz avisé a Manuel de mi llegada, el con un gesto que le honra y a falta de pocos metros decidió aflojar el ritmo y esperarme, entrando una vez más en meta juntos, siendo primero y segundo de nuestra categoría de veteranos, también segundo y tercero absolutos locales, por lo que la felicidad de ser “profetas en nuestra tierra” fue completa, realizando un tiempo de 38’50” y siendo también 9º de la general.

Así pues esta vez tuve que subir dos veces al podio,  sin embargo las buenas sensaciones no llegaron, por lo que es algo contradictorio, pero satisfecho de terminar la primera parte de la temporada con estos podios, por lo que ahora a tomárselo más relajadamente para volver a empezar con más fuerza tras estos calores, de hecho el fin de semana fue relajado en la playa.

Por su parte Ángela también fue de la partida, quien se lo iba a decir, pues al igual que yo solamente 5 días atrás compitió en Valdepeñas y en Membrilla no podía dejar de participar, de hecho era uno de los motivos de retraso de nuestras mini vacaciones, por lo que no sin mucha calor y sufrimiento esta vez bajó de los 60’, algo que sin duda le llenó de moral, aunque llegó algo mosqueada a meta por la falta de agua a los últimos participantes, aunque la recompensa de entrar en meta con Virginia minimizó todo.
Por su parte Virginia no quería competir, pues hacía mucha calor, pero al final se decidió ya que estaba inscrita, controlando la carrera en un principio, pero cometiendo el error de creer que la meta estaba media vuelta antes, lo que hizo que el cambio de ritmo que hizo lo pagase, llegando 4ª a meta con las fuerzas justas, lo que sin duda hizo que se enfadara por el error que tuvo y lo que le costó llegar a meta, por su parte Jorge lo tenía claro y a pesar de estar inscrito las altas temperaturas le hicieron desistir, pero no obstante cámara en mano colaboró esta vez con casi 400 fotografías disponibles para todos los participantes.

Posteriormente, y tras recoger los premios, y participar en familia de esta carrera, nos desplazamos unos días a la playa a disfrutar de un puente, descansando y recuperando fuerzas, pues con esta ola de calor viene de maravilla desconectar y refrescarse, así pues nos vemos en las carreras.