jueves, 11 de diciembre de 2014

EN CASTELLÓN MARATÓN PERFECTA, EN MANZANARES NOTICIA FATAL

El domingo pasado, como ya conté en la entrada y crónica exprés, se celebró la quinta edición del maratón Ciudad de Castellón, una maratón especial para mí, una maratón que tendré en mi recuerdo, por lo que representó para mí y por lo que viví en ese viaje, pues a las pocas horas de estar viviendo la satisfacción y la alegría de haber finalizado un maratón más y haber conseguido con creces el objetivo, me enteré que mi compañero y amigo Paco Desdentado había fallecido, había sido atropellado practicando ciclismo, por lo que la felicidad de ese momento se convirtió en rabia, dolor e impotencia por haber perdido una persona con tanta vitalidad, un padre de familia ejemplar, un bella persona, por lo que está maratón la tendré siempre en el recuerdo, seguro que Paco me hubiese preguntado y felicitado al día siguiente en el trabajo, pero desgraciadamente no ha podido ser, por lo que desde estas líneas y con los ojos vidriosos se la contaré como tantas otras le he contado, seguro que la leerá desde donde esté.
El sábado en familia salimos temprano hacia Castellón, un viaje tranquilo y a la 1 del mediodía ya estábamos en el hotel, donde tuve un primer encuentro, foto incluida, con el gran Chema Martínez, que correría el 10 y es que también este hotel era el de la organización, por lo que también andaban por ahí los africanos que a la postre fueron los dominadores de la prueba.
Antes de comer fuimos al parque Ribalta donde se encontraba el pabellón donde recogimos el dorsal y dimos una vueltecilla por la feria del corredor, breve, pues había que buscar algún lugar para comer, y descansar un poco y por la tarde hacer un poco de turismo, aunque con el viento que hacía se quedó en turismo de centro comercial.
A las 5:45 suena el despertador, mi primera acción fue mirar por la ventana para observar si el viento había amainado y parece ser que un poco sí, me visto y a las 6:05 estoy en el comedor, allí veo de nuevo a Chema y le pregunto que si me puedo sentar a su lado y él amablemente me dice que sí, por lo que el desayuno lo hago charlando con él, luego llegaron mas corredores que compartieron tertulia, es otra de las ventajas del running élite y el popular, que podemos estar mezclados sin diferencias, no como en otros deportes. Subo a la habitación y despierto a la tropa, me ducho y me preparo, con mucha tranquilidad, puesto que iba muy bien de tiempo y la ventaja de estar a 300 metros de la salida ayuda.
A las 8:30 me dirijo hacía la salida acompañado de mi familia, eso es una ventaja añadida y  ayuda, y mucho, estoy con ellos prácticamente hasta la salida, e intento localizar a alvarito13, un runners del 42195.es, no tengo éxito, así pues decido darme una vueltecilla muy pequeña para calentar y me introduzco en el cajón de sub 3h.
A las 9 en punto se da la salida, y cuando me doy cuenta se ha corrido el primer kilómetro, parece que hace aire, pero en rachas y no tanto como el que se esperaba, salgo reservón y el parcial en los dos primeros kilómetros es de 8:40, es decir a 4’20”, ya en el 5 veo de nuevo a la familia, sería ya la segunda vez y es que es una maratón perfecta para el espectador, hasta nueve veces pueden llegar a darte aliento y los mios así lo hicieron.
Voy cómodo y ya en el 10 estoy en el grupo de las 3 horas, me acompañan entre ellos 4 atletas de Bolaños de Calatrava, por lo que de vez en cuando íbamos conversando y los kilómetros pasando, las buenas sensaciones que tanto echaba de menos en la preparación estaban conmigo y me encontraba comodo.
En el kilómetro 15 salimos hacia el puerto por lo que había que cruzar 4 kilómetros de ida y 4 de vuelta con más aire, pues en ese tramo no había apenas edificios y nos acercamos al mar, pero voy metido en un gran grupo de unos 40 componentes, comandados por la liebre de las 3 horas, el aire se nota, pero menos. La media maratón la cruzo en 1:28:35, sin duda mucho más rápido de lo previsto, pero las piernas iban bien y decidí aguantar en el grupo para que el aire hiciera menos mella, pues había que reservar todas las fuerzas posibles.
Ya estamos cerca del 27 y el grupo se había reducido mucho, ya solo quedamos una decena, entre los que se incluyen los dos atletas bolañeros, Alberto Plata y Francisco Arreaza, y otro manchego de Toledo, me adelanto y saludo de nuevo a la family, y en el 30 otra vez, que grande y cuantos ánimos dan los tuyos, ahora empezaba el verdadero maratón y la verdad llegaba bien.
El ritmo era de 4’09”, muy por encima de mis mejores pretensiones por lo que dudaba de cómo reaccionaria estos últimos 12 kilómetros, pero cada vez quedaba menos y en el km 34 el pacemarker de las 3 horas nos dice que va a reducir el ritmo pues vamos para hacer 2:58 y el se debe a las 3 horas, yo me encuentro bien y continuo ya solo con el mismo ritmo, en el 35 de nuevo la familia, el numeroso público animaba de lo lindo en estos kilómetros finales, incluso haciendo un pasillo que me recordaba a las mejores etapas de montaña del Tour.
Ya en el 38 empiezo a sufrir, me empiezan a doler la piernas, intento rebajar un poco el ritmo pues solamente eran 4 kilómetros los que quedaban, me retuerzo, y como en cualquier maratón ahora era el momento de tirar de corazón, de psicología y porque no decirlo, de experiencia pues aunque pensé  incluso en detenerme hay que vencer la distancia, es otra grandeza del maratón. A pesar de las circunstancias sigo adelantando corredores y es que toda la carrera lo fui haciendo.
Llego al kilómetro 41 y solo queda bordear el parque Ribalta, de nuevo mis hijos y mujer me dan un último aliento, Deo y Patricia que vino a correr el 10 me animan, los amigos de Bolaños quedaron atrás, el paseo final en el parque Ribaltaera para disfrutarlo y así lo hice, parecía algo impensable, incluso bajaré de 2:58, paso eufórico meta, este me lo dedico a mi mismo, la adrenalina sale, lo necesitaba y no creía que lo necesitase tanto, ya sé que la lesión a quedado atrás, de nuevo y como en todos algo inenarrable lo que se siente al cruzar la meta de un maratón, el tiempo final real 2 horas 57 minutos y 35 segundos, el 124 de la clasificación final y el 33 de la categoría.
video
Espero a los compañeros, el de Toledo llega inmediatamente detrás de mí, dono el chip a una ONG, me ponen una toalla y me cuelgan la medalla, los compañeros de Bolaños van llegando poco a poco, algunos con problemas pero consiguen vencer la distancia, los felicito y busco a la familia, besos entre la valla, alguna foto y me voy a recuperar. Me hacen una entrevista en una cadena local para promocionar el maratón, también me hago valiente e introduzco mis piernas en un capacho lleno de hielo, duro poco jeje, tomo unas cervecitas, trocito de pizza y marcho con mi gente que me esta esperando. Nos vamos al hotel con la sensación que estoy flotando.
Ha sido una maratón perfecta, seguro que ni en mis mejores previsiones esperaba hacerla así, sin duda una de mis mejores maratones, pues sin duda el primer sorprendido por la marca fui yo, a pesar de hacer 7’27” peor tiempo que mi marca personal esta maratón la valoro tanto como la del año pasado en Donosti, ahora a descansar y a pensar en nuevos objetivos.

Viaje casi perfecto en familia, maratón igual, lastima la terrible noticia del accidente de Paco, sin duda hubiese preferido que se me hubiese dado fatal, incluso que hubiese abandonado y contárselo a Paco personalmente para que me volviese a dar ánimos para el próximo maratón y no que tenga que leer esta entrada desde donde Dios, si lo hay, le haya asignado sitio. LA PRÓXIMA IRÁ POR TI PACO.

4 comentarios:

  1. Kino, nuevamente te felicito por la "maratón perfecta" que has corrido en Castellón y porque la dichosa lesión la has dado por finalizada; también te transmito mi pesar por el fallecimiento en un trágico accidente de tu amigo y compañero Paco, lo siento. Recibe un fuerte abrazo.

    Emilio Díaz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emilio, fue un dia agridulce, bueno más agrio que dulce, pero a veces la vida es así de cruel, espero no tener que contar más noticias así. SALUDOS

      Eliminar
  2. Buenas....ja,ja...ya se porque no te localice, estaba buscando camisetas de 42195.
    Me alegro de que te fuera bien, yo me fui con mal sabor de boca...pero bueno habrá mas carreras!!!

    Alvarito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Alvarito estuve en el ropero con el cortavientos del 42 hasta las 8:50 buscando yo tambien, pues sabia que así nos podiamos localizar, y en meta sabia que era mas dificil, pero tambien estuve esperando un buen rato, bueno a otra vez será y nos saludaremos, y seguro que en la próxima te quitas la espina, eso tiene la maratón no sabes como vas a reaccionar al final. SALUDOS

      Eliminar