miércoles, 26 de marzo de 2014

ROMA, MARATÓN Y TURISMO


Cuando hace casi cinco meses me inscribí a la maratón de Roma, algo me decía que este reto iba a ser diferente, no porque fuese la primera maratón que corriera fuera de la frontera española, no,  algo me decía que sería diferente por algún motivo que aún no sabía.

El Coliseo, el monumento más conocido de Roma

Bueno, pues ahora ya lo sé, y efectivamente ha sido un objetivo diferente, distinto, bonito, duro, con grandes emociones..., en fin, un reto totalmente nuevo para mí.

En la Plaza de San Pedro

El viernes a eso de las 2:45 horas, partíamos dirección a Barajas, mi hermana Angelines, mi cuñado Pedro, Ángela y yo, el vuelo salía hacia la cuna de la civilización a las 6;20 de la mañana, por lo que la llegada fue a primera hora de la mañana a la capital italiana, lo que aprovechamos para coger el dorsal y posteriormente hacer turismo durante todo el día, en una ciudad, donde sus monumentos impresionan a cada cual  mejor, y sus iglesias son simplemente espectaculares.
La Fontana de Trevi

Con un día casi caluroso, nos dedicamos hacer turismo, y a empaparnos de la historia romana, quedando impresionados por sus innumerables monumentos, plazas, iglesias, calles..., al final un día agotador, donde mi maltrecho tobillo terminó muy tocado, pero no solo vine hasta Roma a correr el maratón sino a disfrutar también de la ciudad.


Impresionantes vista desde la cúpula de San Pedro
El sábado también temprano, nos dedicamos a ver la ciudad del Vaticano, la plaza de San Pedro y alrededores, subimos a la cúpula, también disfrutamos de  sus museos, capilla Sixtina incluida.


En la Plaza Venecia
Al atardecer recorrimos algunas plazas muy bonitas que nos quedaban por ver, y como el dolor del tobillo iba en aumento, sumado a las molestias de mi hermana decidimos marchar para el hotel, descansar un poco cenar e irse a la cama temprano, pues mañana sería el día, el gran día.
Recogida del dorsal

A las 5:45 sonaba el despertador, y a pesar del cansancio de días anteriores no me despertó, pues hacía unos minutos ya me había espabilado, así pues, ducha de rigor y a equiparse para el objetivo.

Camino a la salida
Desayunamos a eso de la 6:30 y posteriormente nos pusimos camino hacia la salida, el tiempo no acompañaba y las predicciones meteorológicas no eran las más adecuadas, pues los fuertes chubascos junto con el aire hacia que esto sería otro punto a vencer.
Antes de dejar la mochila en el ropero
Tras dejar la ropa en le organizado ropero, me saludo un paisano de la localidad vecina de Manzanares, creo que Paco "Boni", y no pude ver a mis amigos y colegas de blog Rafa y Fátima de GP Polideportivo, mientras las más de 19.000 almas nos pusimos en nuestros cajones respectivos, aguantando un fuerte chubasco hasta la hora de la salida.
Protegido de la lluvia antes de la salida

Con algo de retraso se dio la salida a eso de las 8:55, y los primeros metros los hice junto con mi cuñado y hermana, saliendo a más de 40' del primer corredor, pues así nos lo decía el crono situado en el arco de salida. Una salida multitudinaria y que me hizo retrasarme mucho, aunque el objetivo fuese finalizar y disfrutar del maratón los primeros kilómetros me lastraron mucho, pues el primer 5.000 salió a una media de 4:30, y el dolor del tobillo me hacía presagiar que hoy me tocaría sufrir, aunque lo tenía asimilado, siempre tienes la esperanza de que el dolor te deje correr sin notarlo en el ritmo.

Con esta equipación todo el mundo sabia que era español

La equipación elegida en esta ocasión fue la que me dieron en el campeona de veteranos de San Sebastián, o sea, la  de la selección española lo que delataba mi nacionalidad y camara en mano comprada para la ocasión, conseguí  grabar varios momentos de esta maratón tan especial.
Aquí con Jose el sevillano y algun español mas de Albacete
A partir del kilómetro 5 coincidí con dos españoles, uno del Puerto de Santamaría (Huelva) y otro andaluz, Jose con el que fui hasta prácticamente hasta el km 25 al que también se nos unió Torres de Burgos, pero que su padre era natural de Manzanares y fuimos charlando, pues el corazón no iba muy alto de pulsaciones y las piernas iban bien, el tobillo no tanto, pues cada vez se acentuaba el dolor y la pisada cada vez se hacía más dolorosa, a pesar de estar pasando en esos momentos por la plaza de San Pedro.
La lluvia tampoco  quiso perderselo
La media maratón la pasé en un tiempo de 1h29'22", por lo que el posible objetivo de bajar de las 3 horas era factible y había recuperado mucho tiempo, pero las molestias cada vez eran más insoportables.
En el kilómetro 30, el ritmo era similar pero el dolor ya empezaba a ser muy preocupante, y en el 32 tuve que parar por primera vez, caminar un poco y hacerme a la idea que el resto sería así, por lo que decidí tomarmelo lo mejor posible y hacer de esta maratón una maratón diferente a partir de este kilómetro, kilómetro que es donde realmente comienza la maratón.
Así pues, como el nuevo rol asimilado, correría más lento, pues cada zancada era dolorosa y cuando se acumulaba mucho dolor parar un poco a andar y así hasta el final.
No solo lo grabe en video, sino tambien me autofotografié

Los ánimos constantes del público en general y el español en especial hacían que en momentos me emocionase y cuando ví a Angela en el km 37 cerca de la plaza Venecia la emoción fue enorme.
Cuadro de pasos intermedios
Me adelantaron un montón de corredores y a veces el dolor era muy intenso, pero aún así iba disfrutando de la maratón de una manera diferente, camara en mano, asimilando unas sensaciones que nunca me habían pasado, pero que me arengaba para llegar a meta con la cabeza muy alta, pues estaba seguro de que volvería a vencer a la distancia.
Llegando a meta saludo a Angela, grabandolo con la minicamara
Y así fue, saludé a Angela cerca de meta que me estaba esperando y cruce la línea escoltada por soldados romanos, la explosión y la emoción fue igual y diferente a todas las maratones pero inenarrable. Sigo pensando que lo que se siente al cruzar la línea de meta de una maratón no se puede explicar con palabras.
´Mucha emoción en la llegada y bonita medalla, la primera fuera de España
La marca final 3h10'29", que es mi segunda peor marca en un maratón, pero que sin embargo estoy tan satisfecho como hace 5 meses cuando hice mi mejor marca, (2h49'58") pues no pensaba en algunos momentos finalizarla, en otros si tardaría un porrón de tiempo y sin embargo solamente 10 minutos y medio me separaron de mi objetivo inicial allá por noviembre, por lo que si miramos las circunstancias y los entrenos del último mes, sumamos los pasos que hemos dado por la ciudad eterna antes de esta maratón, el piso, que aparte de adoquinado fue resbaladizo por el tema de la lluvia y por supuesto correr con un tobillo inflamado, dolorido y con una pisada diferente a la habitual, creo que el balance es muy positivo y además personalmente me encuentro muy satisfecho, por lo que cada vez me doy más cuenta que el crono no lo es todo y creo que a partir de ahora entrará en un segundo plano.


En el hotel celebrandolo con una cerveza


El domingo por la tarde y lunes por la mañana, seguimos haciendo turismo y visitando más monumentos, pues Roma es fuente inagotable, una ciudad muy bonita para el turista y que recomiendo a cualquier persona, pues el maratón con sus calles empedradas es algo duro, aunque también es bonito y sobretodo bien organizado.
FERIMEL, estuvo también presente en Roma
Ahora a descansar, a ver como va recuperando el cuerpo y según me pida y la lesión se arregle así lo haré, esperando volver a dar zancadas lo antes posible, eso sí, siempre disfrutando de este deporte que tanto engancha.

10 comentarios:

  1. Buenas Joaquín...

    me alegro que lo pasaras bien en la Maratón. Para mi fue la primera, e hice una gran marca de 3h06min, así que estoy muy contento. Una pena no haberme podido para más tiempo, ya nos veremos por las carreras del circuito.

    Un saludo, Paco Boni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena, Paco, una excelente marca, si señor, y eso que el dia no acompañó, un saludo y nos vemos

      Eliminar
  2. Felicitaciones.
    Javi Sanz

    ResponderEliminar
  3. ¡Enhorabuena Kino!, ¡gran Maratón!, sufrida y dolorida, pero también disfrutada, haciendo un gran tiempo para las circunstancias de salud en que te encontrabas. Me alegro enormemente de que la terminaras.
    Estoy de acuerdo en tu apreciación de Roma como ciudad, la he visitado dos veces y la tercera sera cuando corra su Maratón, que sera un año de estos.

    Saludos, Emilio Díaz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emilio, la verdad es que merece la pena.
      Saludos

      Eliminar
  4. Lo has pasado bien? Pues ya está, no mires el reloj. En otoño ya harás otra burrada de esas de bajar de 2h50'.
    Qué recuerdos me trae este maratón...
    Bueno, recupérate pero no mucho, que dentro de un mes tenemos que hacer uno juntos y no estaré para muchos trotes.

    Un saludo, campeón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy, creo que o me recupero bien o el maratón ese que tenemos a medias tendrá que esperar, con todo el dolor de mi alma, haber como evoluciona esto esta semana, con las sesiones del fisio.
      Un Saludo y Gracias

      Eliminar
  5. Kino, muy muy emocionante tu crónica. Espero que hayas sentido sensaciones similares a las que yo experimenté en Málaga. Para mi fue una maratón especial que no cambio por nada. En cualquier caso, como dice Carlos, ya tendrás tiempo de hacer burradas como la de San Sebastian. Ahora a recuperarse que tenemos una tirada pendiente tu y yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javier, haber si me recupero, pues creo que esto sera latoso

      Eliminar